El Guineo

Por Mariemilia Morales

Cuando madrugamos el fin de semana y nos aventuramos a visitar la feria del agricultor de nuestra localidad cercana, usualmente vemos productos que nunca en la vida habíamos visto antes, ¿cierto?

Muchos de estos productos de seguro alguna vez los habremos probado, en la casa de alguna abuela o algún familiar fuera de San José hace muchos años.

Por comodidad, hemos variado nuestra dieta de forma considerable y muchos de estos productos ya ni siquiera nuestros hijos conocen, muchos menos pretender que los hayan probado.

Debido a lo anterior y también a que existen iniciativas nacionales para fomentar el consumo de productos tradicionales olvidados, decidimos en este mes de setiembre, mes de Costa Rica, poder ofrecer cuatro de estos productos a nuestros clientes. Queremos colaborar con la buena nutrición, con la salud y con el rescate de nuestra identidad a través de la comida.

Arrancamos esta semana con el guineo.

Parecen bananitos pero de color verde intenso. No es común encontrarlos y vienen a mi mente solamente en tres recetas: en el caldo de la sopa negra, en picadillo con tomate o en vinagre con chile jalapeño…

El guineo ya lo hemos estado ofreciendo de forma regular en nuestra barra, ya nos hemos dado cuenta que gusta.

Su manejo venía siendo complicado, suelta mancha y siempre deja tabla, cuchillo y nuestras manos de color negro pegajoso. Pero gracias a una de nuestras colaboradoras del restaurante de Curridabat, les compartimos un súper tip:

Poner una olla de agua a hervir, separar los guineos de la mano, quitarle solamente las puntas con un cuchillo afilado y meter al agua con todo y cáscara. La mancha se separa y queda flotando en el agua, los guineos están listos cuando la cáscara revienta.  Se escurre el agua, se sacan y se pelan. ¡Listo!

Venga, acompáñenos y atrévase aprobarlos.

guineo

No Comments Yet.

Leave a reply